Cura Mori

ETNIA MEKNÓN -KUKUNG ARAK - CURA MORI (JUAN ALONSO DE MORI Y ALVARADO )

lunes, 13 de agosto de 1990

Asesinato en Cura Mori

CORREO 13 de Agosto de 1990
Dos humildes hermanos agricultores del Distrito de Cura Mori, fueron brutalmente asesinados a puñaladas por tres sujetos en circunstancias que caminaban por un despoblado, luego de participar en una festividad religiosa en el Caserío de Chato Grande, la noche del sábado último.
El sangriento hecho se produjo aproximadamente a las 6.30 de la noche, cuando los hermanos Severo y José Vicente Yovera Inga de 21 y 23 años, respectivamente retornaban caminando por una senda solitaria que comunica, los lugares indicados en una distancia de aproximadamente dos kilómetros, después de concurrir a un "velorio" en homenaje al Señor de Chocán.

LOS COSIERON A PUÑALADAS SALVAJEMENTE

Agricultores que retornaban de sus faenas encontraron a las víctimas en medio de un charco de sangre, dando aviso inmediatamente a los familiares, quienes encontraron sin vida al segundo de los nombrados, en tanto, Severino Yovera Inga se debatía entre la vida y la muerte a consecuencia de las múltiples puñaladas asestadas sobre todo en el tórax y espalda, por lo que fue conducido a emergencia del Hospital Regional.

MORIBUNDO SEÑALÓ A LOS ASESINOS

En el trayecto al citado nosocomio castellano, el joven moribundo susurró a sus familiares y efectivos policiales la identidad de sus agresores, quienes fueron sindicados como los hermanos Crogencio y Gregorio Inga Sánchez, así como Mario Rivera Ramos, este último detenido en la dependencia policial.
Vanos resultaron los esfuerzos de los familiares por llegar a tiempo al hospital donde el médico de turno determinó el deceso del joven agricultor, cuyo cadáver fue depositado en la morgue del citado centro, hasta que al mediodía de ayer fue trasladado a la morgue central para la autopsia de ley.
Según se pudo conocer las víctimas ocupaban el tercer y cuarto lugar de once hermanos descendientes de Juan Yovera Anastacio y Paula Inga Yovera. Asimismo, Severo se había casado recientemente con Juana Ramos Inga (17), en tanto la otra víctima era soltero y era manco de la mano derecha
MÓVIL DE CRIMEN SERÍA LA VENGANZA
El Móvil del doble crimen habría sido originado por una venganza, por cuanto hace un año aproximadamente los presuntos victimarios en estado de ebriedad hicieron disparos al aire en dicho sector del Bajo Piura, causando alarma por lo que fueron despojados del arma por los hermanos Segundo y el fallecido José Vicente Yovera Inga, y puestos a disposición de la Policía, originando desde entonces viejas rencillas.
Finalmente, pasado el mediodía el médico legista, doctor Anselmo Moya, procedió a practicar las autopsias de ley, indicando que José Vicente presentaba 9 puñaladas y Severo 3, dos de ellas en el corazón.

A puñaladas matan a dos hermanos en Cura Mori



Cura Morí Noticias. 13 – 08 -1990 , Dos humildes hermanos agricultores del Distrito de Cura Morí, fueron brutalmente asesinados a puñaladas por tres sujetos en circunstancias que caminaban por un despoblado, luego de participar en una festividad religiosa en el Caserío de Chato Grande, la noche del sábado último.
El sangriento hecho se produjo aproximadamente a las 6.30 de la noche, cuando los hermanos Severo y José Vicente Yovera Inga de 21 y 23 años, respectivamente retornaban caminando por una senda solitaria que comunica, los lugares indicados en una distancia de aproximadamente dos kilómetros, después de concurrir a un “velorio” en homenaje al Señor de Chocan.

LOS COSIERON A PUÑALADAS SALVAJEMENTE

Agricultores que retornaban de sus faenas encontraron a las víctimas en medio de un charco de sangre, dando aviso inmediatamente a los familiares, quienes encontraron sin vida al segundo de los nombrados, en tanto, Severo  Yovera Inga se debatía entre la vida y la muerte a consecuencia de las múltiples puñaladas asestadas sobre todo en el tórax y espalda, por lo que fue conducido a emergencia del Hospital Regional.

MORIBUNDO SEÑALÓ A LOS ASESINOS

En el trayecto al citado nosocomio castellano, el joven moribundo susurró a sus familiares y efectivos policiales la identidad de sus agresores, quienes fueron sindicados como los hermanos Gregorio Inga Sánchez, así como Mario Rivera Ramos, este último detenido en la dependencia policial.
Vanos resultaron los esfuerzos de los familiares por llegar a tiempo al hospital donde el médico de turno determinó el deceso del joven agricultor, cuyo cadáver fue depositado en la morgue del citado centro, hasta que al mediodía de ayer fue trasladado a la morgue central para la autopsia de ley.
Según se pudo conocer las víctimas ocupaban el tercer y cuarto lugar de once hermanos descendientes de Juan Yovera Anastasio y Paula Inga Yovera. Asimismo, Severo se había casado recientemente con Juana Ramos Inga (17), en tanto la otra víctima era soltero y era manco de la mano derecha

MÓVIL DE CRIMEN SERÍA LA VENGANZA

El Móvil del doble crimen habría sido originado por una venganza, por cuanto hace un año aproximadamente los presuntos victimarios en estado de ebriedad hicieron disparos al aire en dicho sector del Bajo Piura, causando alarma por lo que fueron despojados del arma por los hermanos Segundo y el fallecido José Vicente Yovera Inga, y puestos a disposición de la Policía, originando desde entonces viejas rencillas.
Finalmente, pasado el mediodía el médico legista, doctor Anselmo Moya, procedió a practicar las autopsias de ley, indicando que José Vicente presentaba 9 puñaladas y Severo 3, dos de ellas en el corazón.

Asesinato en Cura Mori



Cura Mori Noticias,  13 – 08 – 1990 -. Dos humildes hermanos agricultores del Distrito de Cura Mori, fueron brutalmente asesinados a puñaladas por tres sujetos en circunstancias que caminaban por un despoblado, luego de participar en una festividad religiosa en el Caserío de Chato Grande, la noche del sábado último.
El sangriento hecho se produjo aproximadamente a las 6.30 de la noche, cuando los hermanos Severo y José Vicente Yovera Inga de 21 y 23 años, respectivamente retornaban caminando por una senda solitaria que comunica, los lugares indicados en una distancia de aproximadamente dos kilómetros, después de concurrir a un "velorio" en homenaje al Señor de Chocan.

LOS COSIERON A PUÑALADAS SALVAJEMENTE

Agricultores que retornaban de sus faenas encontraron a las víctimas en medio de un charco de sangre, dando aviso inmediatamente a los familiares, quienes encontraron sin vida al segundo de los nombrados, en tanto, Severino Yovera Inga se debatía entre la vida y la muerte a consecuencia de las múltiples puñaladas asestadas sobre todo en el tórax y espalda, por lo que fue conducido a emergencia del Hospital Regional.

MORIBUNDO SEÑALÓ A LOS ASESINOS

En el trayecto al citado nosocomio castellano, el joven moribundo susurró a sus familiares y efectivos policiales la identidad de sus agresores, quienes fueron sindicados como los hermanos  Gregorio Inga Sánchez, así como Mario Rivera Ramos, este último detenido en la dependencia policial.
Vanos resultaron los esfuerzos de los familiares por llegar a tiempo al hospital donde el médico de turno determinó el deceso del joven agricultor, cuyo cadáver fue depositado en la morgue del citado centro, hasta que al mediodía de ayer fue trasladado a la morgue central para la autopsia de ley.
Según se pudo conocer las víctimas ocupaban el tercer y cuarto lugar de once hermanos descendientes de Juan Yovera Anastasio y Paula Inga Yovera. Asimismo, Severo se había casado recientemente con Juana Ramos Inga (17), en tanto la otra víctima era soltero y era manco de la mano derecha

MÓVIL DE CRIMEN SERÍA LA VENGANZA

El Móvil del doble crimen habría sido originado por una venganza, por cuanto hace un año aproximadamente los presuntos victimarios en estado de ebriedad hicieron disparos al aire en dicho sector del Bajo Piura, causando alarma por lo que fueron despojados del arma por los hermanos Segundo y el fallecido José Vicente Yovera Inga, y puestos a disposición de la Policía, originando desde entonces viejas rencillas.
Finalmente, pasado el mediodía el médico legista, doctor Anselmo Moya, procedió a practicar las autopsias de ley, indicando que José Vicente presentaba 9 puñaladas y Severo 3, dos de ellas en el corazón